La guerra entre las grandes farmacéuticas en el campo de los biosimilares sigue cobrando víctimas. Esta vez es Roche, que ha visto caer casi un 5% las ventas trimestrales de Rituxan su medicamento estrella en Europa, ¿Obligarán los biosimilares a reducir costes e incrementar productividad en la industria farmacéutica tradicional?

Rituxan es el primer tratamiento importante contra el cáncer que se ha vuelto vulnerable a la competencia de los biosimilares en Europa. Aprobado por primera vez en 1997, se ha convertido ahora en uno de los pilares del tratamiento del cáncer de la sangre y algunas enfermedades autoinmunes.

La Comisión Europea ha aprobado en los últimos seis meses dos biosimilares que son los responsables de esta caída en vetas de Roche: el Rituximab de Celltrion y el Rixathon de Sandoz . Por su parte la  FDA en EE. UU. tiene pendiente solicitudes para este mismo medicamento de Celltrion y Teva Pharma.

Roche confía en la innovación para impulsar sus ventas  con medicinas como Ocrevus, una terapia para esclerosis múltiple, antes que los biosimilares erosionen el mercado de medicamentos como Herceptin y Avastin.

 

Compartir en:

Compartir en:

Artículos Relacionados

0 comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies